Personas que no hacen ejercicio tienen entre un 20-30% más de probabilidades de morir prematuramente

Personas que no hacen ejercicio tienen entre un 20-30% más de probabilidades de morir prematuramente post thumbnail image

Más de 18.6 millones de personas mueren al año por enfermedades del corazón

La enfermedad cardiovascular cobra la vida de 18.6 millones de personas cada año, considerándose, así como la principal causa de muerte en el mundo. Esta patología abarca todas las enfermedades que afectan el corazón o los vasos sanguíneos (venas y arterias), así como los padecimientos coronarios y cerebrovasculares.

El riesgo de desarrollar la enfermedad cardiovascular aumenta por factores prevenibles como una alimentación poco saludable, inactividad física y exposición al tabaco, que a su vez se relacionan con colesterol elevado, presión arterial alta, diabetes o insuficiencia cardíaca; o por factores que no se pueden modificar como los antecedentes familiares.

Es esencial controlar los factores de riesgo que están en nuestras manos, razón por la que, en el marco del Día Mundial del Corazón, que se celebrará el 29 de setiembre, la empresa AstraZeneca hace un llamado por medio de la campaña ‘Números que importan’, con el fin de educar y prevenir a la población y entender así la importancia de una frecuencia cardíaca controlada y un peso saludable.

“Lamentablemente, las enfermedades cardiovasculares siguen afectando de igual manera a hombres y mujeres, el incremento de casos diarios ha sido significativo debido a una combinación de factores de riesgo y del poco conocimiento de la enfermedad”, mencionó el doctor Esteban Coto, director Médico de AstraZeneca para Centroamérica y el Caribe.

Al nacer, las personas presentan rangos altos de frecuencia cardíaca que van disminuyendo con el crecimiento, manteniéndose estables a partir de los 20 años. Una frecuencia cardíaca normal, ronda entre los 50 y 100 latidos por minuto, sin embargo, es importante detallar que esta cifra puede verse modificada por ciertas actividades que se realicen, como caminar, por ejemplo.

La inactividad física es la responsable de cinco de cada cien enfermedades cardiovasculares. Las personas que no hacen ejercicio tienen entre un 20-30% más de probabilidades de morir prematuramente que aquellas que sí lo practican. El sobrepeso u obesidad hace que el corazón trabaje mucho más, vinculándose con la enfermedad coronaria por su impacto directo sobre el colesterol, además de ser la causa de la apnea del sueño, provocando a su vez cardiomiopatía.

Según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OMS), el sobrepeso u obesidad se ha triplicado desde los años 70 hasta la actualidad, alcanzando niveles epidémicos y afectando a personas de todas las edades.

Para prevenir las enfermedades del corazón, la OMS recomienda a las personas controlar su peso por medio de una alimentación baja en grasa, carbohidratos saludables, evitar el exceso de azúcar y sal de los alimentos procesados y realizar actividad física regular.

8 de setiembre de 2022

Por: María Celeste Navarro

Leave a Reply

Related Post